Hoy vamos a intentar robar en El Castillo Durmiente

Bueno, sí, robar no está bien, nuestras niñas lo saben, pero claro, si se trata de un dinero que han robado previamente y encerrado en un castillo con un montón de guardias, entonces sí que lo tenemos justificado. Se supone que estos guardias feroces no duermen nunca, pero hay quien les ha visto pegar una cabezadita de vez en cuando, así que quizá, si esperamos al momento adecuado, podamos entrar y robarles algunos de sus tesoros.

Continue reading

La Cueva Mágica, hoy nos convertimos en Alí Babá

Cueva magica portada.jpg

Hoy traemos un juego originalísimo, que no conocíamos de nada y que nos ha parecido una chulada, en parte porque no se parece en nada a la mayoría de juegos que tenemos.

En el juego de hoy vamos a tomar el rol del famoso Ali Babá, aquel humilde hombre que encontró la famosa cueva en la que los cuarenta ladrones escondían sus tesoros. El problema es que en esta aventura nos estamos solos, sino que hay más de un Ali Babá por la zona, y todos ellos quieres conseguir los preciados tesoros, y eso de compartir, la verdad es que no nos va mucho. Además, los ladrones, que no se han enterado de que nos hemos colado en la cueva, no se van a poner precisamente contentos cuando se den cuenta, así que lo mejor será evitar que se den cuenta de que les estamos robando sus tesoros. Porque, a todo esto… ¿si le robamos a un ladrón somos también ladrones?

Continue reading

¿Quién se atreve a leerse Desaparición en el Campamento

Hace ya unas semanas que publiqué la tercera entrega de la colección de libros ¿Jugamos a una Aventura?, las novelas en las que el lector es el protagonista, pero con todo el lío de estos días no os lo había anunciado, así que aquí os dejo el que creo que es mi mejor libro de los tres infantiles publicados hasta ahora.

Desaparición libro peq Continue reading

Hay que atrapar a los Ladrones Mix Max, un juego de velocidad y atención


Hoy traemos un juego sencillito, diminuto y baratito, pero que es muy interesante: resulta que una serie de ladrones han estado haciendo de las suyas por el bosque, pero nosotros, que somos policías a las órdenes del comisario Tejón, disponemos de sus fotografías, por lo que nuestra misión es descubrirlos y capturarlos pero, ¡ojo!, debemos de tener buena vista para no equivocarnos de sospechoso, y ser los más rápidos en capturarlos, o el mérito se lo llevará nuestro compañero.
Continue reading