Familias numerosas: desmontando mitos

Blanch Biel_peq.jpg

Hoy traemos una entrada diferente, no es una reseña de un juego de mesa, ya que he decidido hacer una serie de entradas (sin dejar las de juegos, claro), sobre la extraordinaria aventura de ser familia numerosa. Vamos a empezar por lo que más me llama la atención: la fijación de la gente.

Pues sí, la gente siente una fijación especial por las familias numerosas. Sales a la calle, y enseguida tienes a alguien mirando fijamente o cuchicheando sin ningún tipo de disimulo. Algunos incluso ponen cara de susto, como si tuviéramos algún tipo de deformidad en la cara. Y lo mejor es que a veces los comentarios que piensan te los hacen a la cara, cuando son completos desconocidos. Parece ser que, ante una familia numerosa (y hablo de 4 hijos, no de 8 o 10, sino «solo» de 4) la gente siente la necesidad de interpretarte la vida o justificar tu situación.

Entonces, como nosotros queremos parecer personas normales y agradables, no contestamos como desearíamos y tenemos que sonreír y mover la cabeza, o decir cualquier frase de menos de 6 palabras, ya que muchos de tus interlocutores no desean una respuesta larga.

Pues hoy me apetece contestar de verdad a esas preguntas o rotundas afirmaciones que a veces nos hacen. Aquí van algunos de los mitos o suposiciones sobre las familias numerosas:

Continue reading