Volvemos a la carga con un nuevo miembro

Hace ya días que no publicamos una entrada, pero no ha sido por nada especial, es que estábamos migrando el blog de «hosting» y ha sido un lío, además de que he estado superocupado terminando una nueva novela.

A parte de eso, algo más ha pasado, y es que ya somos oficialmente uno más en la familia Universin, ha llegado por fin nuestra nueva integrante.

Aquí tenemos a las 5 integrantes de Universin.

El bebé ya tiene más de 3 semanas y de momento va todo muy bien, quitando de que ya sabéis que los primeros meses son complicados, en especial para la madre, que es la que amamanta.

No obstante, estamos muy contentos y con ganas de hacer muchas cosas.

Por desgracia todavía no hemos resuelto el pequeño problemilla que no deja poner comentarios en nuestro post, pero nos damos por felicitados.

 

 

El mejor regalo que le puedes hacer a tu hijo

familias-numerosas-menuda-aventura

Seguro que habéis oído más de una vez eso que se suele decir, de que los padres intentamos dar a nuestros hijos lo que nosotros no hemos tenido en nuestra juventud o niñez, y, al menos en muchos de los casos que conozco, creo que normalmente esta frase suele estar relacionada con las cosas materiales o con los estudios (si se os ocurre algo más, me lo decís en los comentarios, más abajo).

gift-575400_640.png

Así, los padres que no han podido estudiar por la razón que sea o que, habiendo podido estudiar, no han conseguido ser lo que querían, desean que su hijo llegue a ser eso que ellos no han podido ser. Si tu sueño ha sido ser médico, ¿no desearías que tu hijo lo fuera?

Continue reading

Familias numerosas: desmontando mitos

Blanch Biel_peq.jpg

Hoy traemos una entrada diferente, no es una reseña de un juego de mesa, ya que he decidido hacer una serie de entradas (sin dejar las de juegos, claro), sobre la extraordinaria aventura de ser familia numerosa. Vamos a empezar por lo que más me llama la atención: la fijación de la gente.

Pues sí, la gente siente una fijación especial por las familias numerosas. Sales a la calle, y enseguida tienes a alguien mirando fijamente o cuchicheando sin ningún tipo de disimulo. Algunos incluso ponen cara de susto, como si tuviéramos algún tipo de deformidad en la cara. Y lo mejor es que a veces los comentarios que piensan te los hacen a la cara, cuando son completos desconocidos. Parece ser que, ante una familia numerosa (y hablo de 4 hijos, no de 8 o 10, sino «solo» de 4) la gente siente la necesidad de interpretarte la vida o justificar tu situación.

Entonces, como nosotros queremos parecer personas normales y agradables, no contestamos como desearíamos y tenemos que sonreír y mover la cabeza, o decir cualquier frase de menos de 6 palabras, ya que muchos de tus interlocutores no desean una respuesta larga.

Pues hoy me apetece contestar de verdad a esas preguntas o rotundas afirmaciones que a veces nos hacen. Aquí van algunos de los mitos o suposiciones sobre las familias numerosas:

Continue reading