Un juego genial para el buen tiempo: Twister

Reloj_opt

Hace ya casi dos semanas que no sacamos una entrada. La intención es sacar una entrada cada semana, pero, para ser francos, la vida no nos da para más y los días pasan volando.

Sin embargo, a pesar de que el calendario corre que se las pela y los meses y las estaciones se van sucediendo a ritmo vertiginoso, sí hay algo que nos permite disfrutar más del presente y hacernos más conscientes del paso del tiempo, una especie de ancla que frena un poco este frenético avance de la vida y son los hijos.

Así, como os decía, han pasado doce días desde nuestra última entrada. Eso no es nada, un suspiro. Sin embargo, para nuestro bebé es toda una vida. Hace doce días no miraba como lo hace ahora, con mucha atención, fijándose en todos los detalles, ni se reía tanto al vernos. Su carita está cambiando y a mí ya me parece que se hace «mayor», a pesar de que no tiene ni los tres meses. De esta forma, estos 12 días para mí sí han sido unos días especiales, ya que los he podido vivir en parte a través de mi bebé.

pallofeta_opt

De las cuatro, es de momento la más flaquita y, a pesar de ser tan pequeña, ya nos ha dado algún que otro susto, ya que hace 3 semanas estuvo ingresada en el hospital porque tenía todos los síntomas de tener tosferina. Por suerte quedó en un susto.

Pues bien, hoy traemos un clásico dentro de los juegos de mesa, un juego que conoce todo el mundo y que muchos hemos jugado, al menos una vez, de pequeños: el Twister, y nos ha llegado directamente de Suiza de la mano de uno de los tíos de mis niñas, que además se ofrece también a echar una partida con nosotros. Vamos allá!

Twister 1_opt
 
Continue reading