Se acerca la Navidad y como sabéis toda buscar y buscar qué juego apuntar en la lista de regalos que quizá traigan los Reyes Magos.

Pues después de mirar y mirar y mirar y remirar nos decidimos para nuestra hija de 7 años largos por este, que es la versión «little» de un conocido juego, Everdell. Nosotros lo conocemos de oídas, ya que nunca hemos jugado, pero me pareció interesante la mecánica de esta versión más ligera y por eso nos decidimos.

En el juego de hoy somos una familia de animales que vive en el bosque y que durante cuatro estaciones va a trabajar recopilando materias primas, construyendo casas y consiguiendo, a cambio de unas deliciosas frutas, que otros animales vengan a vivir con nosotros. Una vez finalice la cuarta estación veremos quién ha conseguido su poblado más chulo.

NOMBRE: My lil Everdell

MARCA: Starling

PRECIO APROXIMADO: 35 euros

INSTRUCCIONES EN CASTELLANO: No, en inglés

EDAD: más de 6 años

Nº DE JUGADORES: 1-4

JUEGO COOPERATIVO: No

RITMO DE JUEGO: Por turnos

DURACIÓN DE LA PARTIDA: 30 minutos

CARACTERÍSTICAS:

El juego viene en una caja de tamaño medio pero que llama la atención porque es muy estrecha. La ilustración es chula y en su interior encontramos:

  • las 12 figuras de madera de diferentes animales y colores, 3 iguales para cada jugador.
  • Las 4 cajas de cartón en tres dimensiones donde guardaremos los recursos, que se montan una sola vez, ya que luego se pueden guardar montadas.
  • Las 54 cartas, de tamaño y calidad normales y que con unas ilustraciones que son una preciosidad.
  • La carta de victoria, las dos cartas de solitario y las cartas de capitán y de fuerte, similares en calidad y diseño a las anteriores.
  • Las 16 losetas de puntos, de cartón grueso, también preciosas y la loseta de sol y luna.
  • Las materias primas, de plástico de muy buena calidad y que son una monada (tenemos unas 12 de cada uno de los 3 tipos).
  • Las fichas de cartón de materias primas (por si se acaban las anteriores).
  • Los dados, de calidad espectaculares.
  • Las monedas de cartón, típicas.
  • El dado de 8 caras.
  • El tablero central, de un tamaño intermedio y muy buena calidad y los tableros individuales. Estos últimos son peculiares porque son estrechos, en este punto sí podrían haberse currado unos tableros grandes.

El conjunto está muy bien y en este vídeo podéis verlo:

FUNCIONAMIENTO:

Preparación:

Colocamos el tablero en el centro de la mesa y en cada caja de cartón metemos un tipo de materia prima y la colocamos en el lugar indicado (la caja con monedas se deja aparte). Colocamos la luna fuera del tablero, en el símbolo de la parte superior más a la izquierda.

Repartimos a cada jugador su tablero individual y sus 3 figura de personaje.

Si queremos darle ventaja a alguno de los jugadores, por ser más pequeños o inexpertos, podemos darle una carta de capitán y/o una carta de fuerte. Esto le concederá recursos extra al principio de cada ronda. Nosotros no las hemos gastado en ninguna partida.

Apilamos las losetas de puntos por tipo y colocando la que más punto da arriba y la que menos abajo, y la colocamos en el camino que hay en el tablero, unas al lado de otras.

Ahora barajamos las cartas y destapamos 8 cartas, que colocamos debajo del tablero central, a la vista de todos.

Ya podemos empezar, una vez le demos al jugador inicial la ficha de sol.

REGLA AÑADIDA POR NOSOTROS PARA JUGAR A 2 JUGADORES:

A 2 jugadores, quitamos un dado, por lo que hay una casilla de acción menos. Además, de cada montón de objetivos dejamos solo el que da 6 puntos y el que da 4 puntos.

La ronda:

Si queréis ver cómo se juega en vídeo y nuestra opinión, aquí lo tenéis:

En cada ronda se comenzará tirando los dados y colocando cada uno en uno de los huecos habilitados para ello. Ahora, los jugadores recolectan los recursos que indiquen las cartas verdes que hayan conseguido en rondas anteriores (o que tengan desde el inicio de la partida).

Ahora, en orden, cada jugador coloca uno de sus personajes en una casilla y realiza la acción de recoger recursos indicada. Una vez realizada la acción, puede adquirir una de las cartas visibles pagando su coste. Una vez comprada, la coloca boca arriba junto a su tablero. Ahora le toca al siguiente jugador y reponemos primero la carta que se haya adquirido.

Una vez todos hayan jugado sus tres personajes, acaba la ronda, se mueve la luna al siguiente símbolo (a la siguiente estación) y el sol de jugador inicial pasa al siguiente jugador, que será el de la derecha.

El tablero:

Las acciones a realizar en el tablero son sencillísimas, ya que son recolectar recursos.

Junto a cada dado tenemos una casilla donde se puede colocar un único personaje. Al colocarlo recolectamos lo que dice el dado, que pueden ser dos recursos concretos, un recurso concreto y una moneda o los dos recursos que nosotros elijamos. Obviamente son las casillas más jugosas y las que primero se utilizarán.

Por otro lado tenemos una casilla junto a cada una de las cajas. Al colocarnos en esta casilla tomamos un único recurso de la caja que ahí está y en dicha casilla puede haber cualquier número de jugadores (al contrario que en las casillas de los dados, que solo puede haber uno).

El tablero no tiene más.

Las cartas:

Tenemos cartas de dos tipos según es de edificios o de personajes (animales). Las de edificios suelen gastar madera y rubís, mientras que la de personas siempre requieren de moras.

Además, estas cartas pueden ser de cinco colores diferentes:

  • Verdes: al comprarla se realiza la acción que indica (coger una moneda, madera…) y a partir de ahora antes de comenzar la nueva estación volveremos a ejecutar la acción. Cuanto antes consigamos de estas, mejor porque más veces podremos usarlas.

Por ejemplo, en la imagen anterior, el jugador, cada ronda, se lleva una moneda, si da un material puede coger 2 y puede repetir una de estas dos cartas.

  • Grises: solo tienen efecto al comprarlas (te dan ciertos recursos normalmente). Para mí son las más flojillas.
  • Azules: te dan algo cuando se juega cierto tipo de cartas (por ejemplo te dan una moneda cada vez que construyas una casa, o un recurso cada vez que consigas un nuevo animal…).
  • Moradas: te darán puntos cuando se acabe la partida.
  • Rojas: son casillas de acción. A partir de ahora tú puedes poner uno de tus personajes en la casilla de esta carta y ejecutar la acción. Te dan una ventaja brutal porque solo tú puedes realizar esa acción.

En esta imagen se ve que el jugador azul puede hacer la acción del barco pirata y llevarse las dos materias que prefiera. Brutal.

Las fichas de objetivos:

En el tablero tenemos 4 fichas de objetivos, que cogeremos en el momento en que cumplamos alguno, de tal manera que, como están ordenadas por puntos, el que primero cumpla cada objetivo se lleva los 6 puntos, el siguiente 5 y así sucesivamente.

Los objetivos son:

  • Tener 5 edificios.
  • Tener 5 animales.
  • Tener 3 cartas de un mismo color.
  • Tener cartas de los 5 colores.

Estos objetivos están muy bien porque hacen que a veces adquieras cartas que quizá no son muy buenas pero te ayudan a cumplir objetivos.

Versión en solitario:

El juego tiene una versión en solitario con más cartas y un dado de 8 caras. No la hemos probado (¿jugar solo teniendo 6 hijos?) pero tiene buena pinta.

Final de la partida:

Una vez concluya la 4 estación se pasa a puntuar. Cada edificio da unos puntos, además de los extras que dan los morados y cada moneda da un punto. Además, cada pareja de 2 maderas o de una madera con un fruto otorga un punto más.

El que más puntos tenga, gana.

VALORACIÓN:

Estamos ante un juego de gestión de recursos muy fácil de aprender y con jugadas que son bastante simples. Básicamente es colocarnos en las casillas libres para recoger recursos y adquirir animales o casas para nuestra ciudad, buscando aquellas cartas que nos proporcionen más ventajas o puntos, además de intentar cumplir los objetivos.

La estética es espectacular, si bien flojean los tableros individuales, y la temática de construir una ciudad en el bosque habitada por animales nos encanta.

Al ser sencillo, se explica fácilmente en menos de 10 minutos y cualquiera puede jugar bien a la perfección. Lo malo que tiene nuestra edición, ya que hoy en día no hay versión española, es que el juego depende un poco del idioma, aunque después de unas pocas partidas uno ya entiende qué hace cada carta gracias a los símbolos, por lo que solo es una pequeña molestia inicial.

No obstante, pese a que estamos ante un «little», es decir, un juego «para pequeños» que viene de otro juego «de mayores», este juego funciona perfectamente a cualquier edad.

Hablando de la edad, en la caja pone a partir de 6 años pero para esa edad lo veo complicado, no porque las acciones sean complicadas, que como hemos visto, no lo son. El problema es la estrategia, ya que a veces adquieres cartas para cumplir objetivos, o porque es el principio de la partida y a largo plazo van a dar bastantes beneficios, y esto es algo que al niño le cuesta de ver. Nosotros jugamos con nuestra cuarta hija, que tiene 7 años y medio, y a veces «los árboles no le dejan ver el bosque» y se obceca en cierto tipo de cartas, cuando otras, más «humildes», pueden proporcionar más ventajas. Por eso lo recomendamos a partir de 7 años.

En el juego el grado de interacción entre jugadores es moderado-alto, ya que donde tú te coloques no se puede colocar otro, aunque a veces la interacción es indirecta, ya que cada uno va a la suya, aunque en cuanto aparece una carta buena todos los jugadores intentan hacerse con ella.

Hablando de cartas, hay cierto grado de azar, aunque el hecho de que haya 8 cartas para elegir ayuda a reducirlo.

En resumen, un juego estupendo de gestión de recursos, sencillo pero que deja una sensación de plenitud al final de la partida como cuando jugamos a un juego de mayores.

Lo mejor:

  • Las ilustraciones.
  • La mecánica, sencilla, ágil, pero con cierta estrategia.

Lo más flojo:

  • No me ha gustado el tablero individual.
  • Depende un poco del idioma, es una pequeña incomodidad, nada más.

Lo recomendamos para:

cualquiera que busque un juego de gestión de recursos sencillo, en especial a los amantes de la naturaleza.

CALIDAD/ DISEÑO: 8/10

COMPLEJIDAD (PARA EL NIÑO MÁS PEQUEÑO): 7/10

AZAR: 6/10

INTERACCIÓN ENTRE LOS JUGADORES: 7/10

HABILIDAD (MANUAL): 3/10

MEMORIA: 0/10

DIVERSIÓN: 8/10

PUNTUACIÓN TOTAL: