Hoy traemos un juego sencillo de dados, que tanto sabéis que nos gustan, y esta vez nos meteremos debajo de la piel de unos fieros piratas que quieren llenar sus barcos del mayor botín posible. ¿Quién lo conseguirá?

NOMBRE: Oh my gold

MARCA: Blue Orange

PRECIO APROXIMADO: 10-13 €

INSTRUCCIONES EN CASTELLANO:

EDAD: más de 5 años

Nº DE JUGADORES: de 2 a 4

JUEGO COOPERATIVO: No

RITMO DE JUEGO: Por turnos

DURACIÓN DE LA PARTIDA:  15 minutos

CARACTERÍSTICAS:

El juego viene en una caja super pequeña y muy cuqui. En su interior tenemos cuatro dados de tamaño normal y buena calidad, cuatro tarjetas que representan barcos piratas y las fichas de cartón de tesoros, estas últimas gruesas y de muy buena calidad.

El conjunto es perfecto para jugar.

FUNCIONAMIENTO:

Cada jugador escoge un barco y lo coloca frente a si. Con las tarjetas de cofres hacemos un montón con el lado que muestra las llaves boca arriba. Se cogen las tres superiores de la pila y se colocan separadas sobre la mesa, también mostrando las llaves.

Cada cofre tiene dos caras: en una muestra una, dos o tres llaves, y por la otra muestra uno, dos o tres tesoros.

El jugador tira los cuatro dados y, si no está conforme con la tirada, puede tirar de nuevo todos los dados.

Una vez tirada una o dos veces, puede hacer dos cosas:

  • Abrir un cofre, colocando tantos dados con llaves como están indicados en el cofre. Entonces se le da la vuelta al cofre y el jugador lo pone al lado de su barco, dejando a la vista los tesoros. Entonces pasamos el turno pero antes se coloca un nuevo cofre del montón en la mesa.

Buhína está contenta porque el cofre que ha abierto tiene dos diamantes.

  • Cargar tesoros en el barco, si coloca sobre uno de los cofres que tiene boca arriba los objetos que ahí aparecen. Entonces el cofre se coloca debajo del barco.

Los dados que muestran espadas sirven como comodín.

Una vez se haya abierto el último cofre, se acaba el juego (obviamente no se habrá cargado en el barco).

Se puede jugar de dos formas: que cada jugador pueda cargar en el barco solo los tesoros que tiene junto a tu barco, o si podemos cargar los tesoros de cualquier barco, sea tuyo o de otro.

Aunque hemos probado las dos formas y la de robar a los demás parece más divertida, no sabría con cuál quedarme ya que al jugar de esta segunda manera algunas de mis hijas pasan de abrir cofres para que no se los puedan robar y se dedican solo a saquear a los demás.

VALORACIÓN:

Se trata de un juego diminuto y muy transportable, barato, sencillo de aprender y divertido, ideal para nuestros niños de entre 4 y 7 años. Se puede jugar tanto a 2 como a 4 jugadores y las partidas no duran más de quince minutos. Además, es un juego que tiene mucha rejugalibilidad.

Con el juego nuestros niños practican:

  • atención: para fijarse en qué necesitan y que sale en los dados.
  • probabilidad: aprenden a valorar si les compensa repetir la tirada o mejor conformarse con lo que hay.
  • planificación: para decidir si mejor abrir cofres o mejor intentar cargarlos en el barco.

Obviamente hay azar, ya que es un juego de dados, aunque poder repetir tirada y la existencia de comodines lo disminuye.

 

CALIDAD/ DISEÑO: 7/10

COMPLEJIDAD (PARA EL NIÑO MÁS PEQUEÑO): 5/10

AZAR: 7/10

HABILIDAD (MANUAL): 0/10

MEMORIA: 0/10

DIVERSIÓN: 7,5/10

PUNTUACIÓN TOTAL: 7/10