Hoy nos vamos a hartar de comer CHUCHES

 

NOMBRE: Chuches

MARCA: Átomo Games

PRECIO APROXIMADO:  11-14 €

INSTRUCCIONES EN CASTELLANO:

EDAD:  más de 4 años

Nº DE JUGADORES: 2-6

JUEGO COOPERATIVO: No

RITMO DE JUEGO: Por turnos

DURACIÓN DE LA PARTIDA: 15 minutos

CARACTERÍSTICAS:

El juego viene en una pequeña caja, en cuyo interior encontramos 6 cartas de gustos, 1 carta de muela picada y 64 cartas de chucherías de diferentes formas y tamaños. Las cartas son de calidad normal y las ilustraciones están muy bien, ya que aparecen las chucherías de toda la vida.


Aquí tenemos chuches suficientes como para quedarnos sin dientes.

El conjunto está bien y es perfecto para jugar.

FUNCIONAMIENTO:

El sistema de juego es sencillo. Primero se cogen las cartas en función de cuántos jugadores vayamos a jugar y se reparte una carta de gustos a cada uno. En esa carta aparecen 3 chuches que nos encantan (y nos darán 2 puntos cada una) y las que odiamos (y nos restarán 1 punto). Las que no aparecen aquí nos gustan “normal” y nos darán 1 punto cada una.


De todas esas, a mí me gustan todas, la verdad.

Ahora volcamos a un metro sobre la mesa la caja de las chuches, como si fuera una piñata que se abre, y las chuches quedarán esparcidas por la mesa.

EL objetivo del juego es conseguir la mayor puntuación. Para ello en nuestro turno cogeremos una de las chuches de la mesa, siempre que su dibujo se vea entero y no esté tapado por ninguna.

Además de coger chuches, hay cartas que tienen funciones especiales:

  • Regalo: si coges una chuche con el dibujo de un regalo en una esquina, tienes que darle una de tus chuches a un contrincante.
  • Antifaz: en este caso, le quitas una carta de chuche a otro jugador.
  • Muela picada: si coges una carta con muela picada, puedes dar la carta muela picada a un jugador. La carta muela picada quita 3 puntos al que la tenga al final de la partida.

  • Fuegos artificiales: coges un puñado de chuches de la mesa, las levantas, y las dejas caer.

Aquí estamos en pleno lanzamiento de chuches

Una vez no quede ninguna chuche en la mesa, contamos puntos y se acaba la partida.

Buena recolección de chuches, lástima que nos haya tocado la muela picada.

Hay varias variantes más:

  • Para niños pequeños: Obviar los efectos especiales de las cartas, aunque los niños los pillan enseguida.
  • Para mayores: cada jugador mira su carta de chuches favoritas/odiosas un momento y luego se dejan caer las cartas. Todos a la vez cogen cartas de la mesa, teniendo en mente la carta que han visto.

 

VALORACIÓN:

Se trata de un juego sencillo de aprender, ideal para niños de entre 4 y 6 años, aunque más mayores también disfrutarán. Es un juego muy divertido porque la opción de jorobar al personal, ya sea robando cartas, pasando la muela picada o dando a los otros chuches que no les gusten. La caja es muy pequeña, por lo que es genial para transportar, y se puede jugar de 2 a 6 jugadores, si bien como mejora el juego es a partir de 3 jugadores.

Gracias a este juego los niños practican:

  • Atención: fundamental para ver qué les interesa coger.
  • Lógica: las cartas con antifaz serán siempre las más interesantes, o quizá interese más deshacernos de las chuches que no nos gustan.
  • Visión espacial: hay que localizar las chuches que interesan.

Para los niños de 4-5 años es un juego genial y también pueden jugar mayores, aunque a partir de 8 años ya será más limitado para ellos.

CALIDAD/ DISEÑO: 6/10

COMPLEJIDAD (PARA EL NIÑO MÁS PEQUEÑO): 6/10

AZAR: 5/10

HABILIDAD (MANUAL): 0/10

MEMORIA: 0/10

DIVERSIÓN: 7/10

PUNTUACIÓN TOTAL: 6,50/10 (un juego sencillo y divertido)

Deja un comentario